18
Mar, Ene

Rubén Miño: “Hay que entrenar fuerte para en el momento que llegue la oportunidad estar preparado”

C.F. Talavera

Rubén Miño, criado en las categorías inferiores de la Uniò Esportiva Cornellà fue curiosamente uno de los artífices de que su actual equipo, el Club de Fútbol Talavera de la Reina venciera su encuentro copero ante el conjunto de su localidad.

Para el meta era su debut esta temporada en partido oficial, por lo que declaraba estar “contento de estrenarme en El Prado y haber podido ayudar al equipo”. Y trabajo no le faltaría, pues le tocó la papeleta de detener un penalti que permitió mantener la ventaja a su equipo de dos goles en el marcador, ventaja que por cierto se mantuvo hasta el final de la cita.

Para el meta, la acción de penalti “fue una situación un poco rápida pero yo tenía que estar concentrado en pararlo, en intentar desestabilizar al oponente e intentar adivinarle. Tuve suerte, lo adiviné y pude pararlo”.

A juicio del meta, el encuentro estuvo controlado: “Vi al equipo bastante cómodo. Hicimos un partido muy serio en todas las facetas del juego. Tuvimos al principio mucho balón pero no nos olvidamos de cortarle el balón a los rivales cuando arrancaban las jugadas. Fuimos muy responsables en eso y cuando el partido se puso un poco más complicado fuimos muy solventes atrás en las acciones de estrategia y pienso que hicimos un trabajo bastante serio en defensa que nos permitió mantener la ventaja”.

Quedó encantado del apoyo de la grada, algo que se viene apreciando durante toda la temporada: “Es muy bonito llegar aquí el primer día y llevarte esas sensaciones buenas. Más allá de eso lo venimos disfrutando. Sentimos que El Prado es un campo pequeño pero acogedor donde la gente viene a disfrutar y está todo el mundo volcado. Es algo que se nota y no importa su somos 3.000 o 10.000 porque su apoyo se nota. Creo que eso es algo que es la hostia y vamos a ver si podemos en liga dar ese pasito y poder seguir en las dos competiciones, ya que ambas son muy bonitas”.

Preguntado sobre cómo se afronta la suplencia, Rubén Miño fue franco: “Para un profesional es duro no jugar y se lleva desde la tranquilidad de hacer bien el trabajo y hacerlo todo lo bien que uno puede, estando tranquilo para cuando te toque estar preparado. Evidentemente tienes ganas de jugar y la vida de un deportista es cien por cien fútbol. Eso no te tiene que hacer perder la cabeza ni estar triste, sino todo lo contrario, hay que entrenar fuerte para estar preparado”.

De la misma manera, a la pregunta si este encuentro podría servir para tomar la titularidad en la meta, éste destacaba lo siguiente: “La presento día a día con mi actitud y mi trabajo. Si puedo mostrarlo en competición pues bien, el objetivo mío es que el míster lo tenga difícil tanto en mi posición como en cualquiera. Tenemos un equipo muy compensado, con 18 o 20 jugadores que pueden participar, pienso que estamos todos a un buen nivel y el míster debe saberlo”.