19
Mar, Ene
0 Nuevos artículos

Álvaro Bautista: “Ha sido un fin de semana difícil”

Álvaro Bautista

El equipo HRC ha concluido lo que resultó ser una desafiante séptima prueba del campeonato mundial de Superbike en Nevers Magny-Cours, los resultados de la carrera no reflejan el potencial de los pilotos y no se ven favorecidos por las condiciones de frío y humedad.

Continuando con la tendencia del fin de semana, la carrera Tissot Superpole de 10 vueltas de esta mañana se desarrolló en condiciones de lluvia. Álvaro Bautista perdió varias posiciones en las primeras curvas, situándose decimoséptimo al final de la primera vuelta. Trabajando duro para mantener un ritmo constante y recuperar posiciones, el talaverano subió a la decimocuarta en la vuelta siete, una posición que luego mantuvo hasta la línea.

Haciendo cola en una pista todavía mojada para la carrera 2 a última hora de la tarde, los pilotos de HRC se encontraban undécimo (Leon Haslam) y decimoquinto (Álvaro Bautista) en las primeras etapas. Para el de Talavera de la Reina la prueba resultó similar a la Carrera 1 de ayer, en el sentido de que los que estaban detrás no le molestaron, pero no pudo alcanzar a los corredores inmediatamente delante debido a la falta de sensibilidad hacia atrás, cruzando la línea en el decimoquinto lugar.

Reconocía Bautista que este “ha sido un fin de semana difícil. Probamos diferentes soluciones durante las sesiones, pero nunca encontré la sensación correcta con la zaga. En la Carrera 2, con un poco menos de agua en la pista, quizás mejoré un poco mis sensaciones, pero no mi rendimiento general, y no en relación con los demás, por supuesto”.

“Así que estas nuevas condiciones nos han causado problemas y, aunque sabíamos que tendríamos problemas de agarre en condiciones resbaladizas, esto empeoró en una pista completamente mojada. Todavía tenemos mucho trabajo por hacer, y ahora intentaré dejar atrás este fin de semana y reiniciar antes de la ronda final del campeonato", añadía el talaverano.

Ambos pilotos esperan con ansias la prueba final del campeonato WorldSBK, programada para el circuito de Estoril en Portugal durante el fin de semana del 16 al 18 de octubre, donde buscarán recuperar la sensación positiva que tenían con sus máquinas en las últimas carreras.