16
Jue, Sep
0 Nuevos artículos

Fernando Alarza peleará en la noche de este domingo por la medalla en Tokio

Fernando Alarza

Un año más tarde de lo esperado y con unas medidas exhaustivas de seguridad para los deportistas y ciudadanos de Tokio han arrancado los Juegos Olímpicos en la era COVID-19, y con cinco triatletas formando la expedición olímpica de la Federación Española de Triatlón dirigida por Iñaki Arenal, director técnico de la FETRI.

En la competición masculina nuestros representantes serán Javier Gómez Noya, Mario Mola y Fernando Alarza, que en la madrugada de este domingo 25 al lunes 26 de julio, a partir de las 23:30 hora española, lucharán por las medallas y los puestos de honor. Las competiciones se podrán seguir en directo en RTVE, con los comentarios del reserva olímpico Antonio Serrat, y en Eurosport.

Además de nuestros tres triatletas, los otros nombres a seguir serán el noruego Kristiann Blummenfelt, que llega como un ‘toro’ o el joven británico Alex Yee que dejó fuera al doble campeón olímpico Alistair Brownlee y por supuesto el actual campeón olímpico, el francés Vincent Luis, a quien pudimos ver en España durante la pasada Copa del Mundo de Valencia, que volverá a reunir a los mejores triatletas en el Europeo del mes de septiembre. Una prueba que se presenta una prueba muy abierta con hasta 10 o 12 hombres que, a priori, pueden luchar por las medallas.

Fernando Alarza ya compitió en Río y llega a Tokio habiendo finalizado cuarto en la última prueba de las Series Mundiales en Leeds lo que le sitúa entre los favoritos en terminar en los puestos de cabeza. “El cuarto puesto de Leeds me ha servido para disipar dudas y confirmar que estoy muy bien de forma y mentalmente ha sido un plus de cara a los Juegos Olímpicos  Creo que hemos hecho un buen trabajo, en el tema de la aclimatación sobre todo, y estoy tranquilo de cara a la carrera”, destaca el de Talavera de la Reina.

El circuito y las condiciones climatológicas de Tokio durante esta jornada del lunes (en territorio nipón) van a marcar la prueba, principalmente por el calor y la humedad que se espera que acompañe a los deportistas.

La natación, de 1.500 metros, comprende dos vueltas pero la primera es considerablemente más larga y el agua podría estar a 30º. El segmento de ciclismo de 40 km es rápido, plano y técnico, entre rascacielos y a lo largo del borde del agua, y compuesto por las ocho vueltas.

Por último la carrera a pie, de 10 km, en el calor y la humedad del verano de Tokio, un desafío mayor incluso con las medidas adicionales para mantener a los atletas lo más frescos posible, durante el mayor tiempo posible.